La virtud en Aristóteles y Gran Torino

El intelecto nos señala el bien a realizar. La voluntad, por su parte, elegirá hacerlo. Sin embargo, sabemos por experiencia que esto no siempre es así. Por ejemplo, nos cuesta levantarnos temprano aunque la inteligencia nos muestre que debemos hacerlo.

Normalmente, la inteligencia funciona bien: detecta el bien que se debe realizar. Suele fallar la voluntad: en el ejemplo descrito, por pereza.

Para solventar este problema, como ya hemos estudiado en la unidad, Aristóteles introduce el concepto de virtud. Veamos una aplicación práctica de la misma tomando como modelo a Walt Kowalski y  Tao, protagonistas de la película Gran Torino.

Contextualiza la película accediendo a su Tráiler

Walt termina estableciendo fuertes vínculos de amistad con sus vecinos de procedencia asiática (son de la comunidad hmong) y, especialmente, con Tao un joven atrapado por la situación que nos describe el Tráiler y por su propia desubicación en la vida: no tiene estudios, no domina ningún oficio, es tímido, etc.

Por cuestiones que nos desvelaremos, Tao es obligado por su familia a ponerse al servicio de Walt. Deberá trabajar en todo aquello que su vecino disponga. Walt aprovechará la ocasión para formar en la virtud aristotélica al joven.

Visualiza cómo lo hace: Ver la escena

Responde, ahora, a estas cuestiones:

  • Relaciona la definición de Aristóteles de virtud con lo reflejado en la escena.
  • Investigación: Aristóteles define también la virtud como término medio entre dos extremos: ¿a qué dos extremos se refiere?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s