Filosofía y cine: Inteligencia emocional

La propuesta de Daniel Goleman, su inteligencia emocional, supone una superación de la visión reducionista de la inteligencia y, al mismo tiempo, del ser humano. Según Goleman, el 20% del posible éxito de una persona depende de su cociente intelectual; el 80% restante, de su inteligencia emocional.

El cine, ofrece numerosos ejemplos que acreditan que la respuesta a la pregunta ¿qué es ser inteligente? no remite, en exclusiva, al cociente intelectual. Proponemos, a continuación, algunos ejemplos.

-Escena final de Una mente maravillosa. Cuando la inteligencia emocional supera, en eficacia, al cociente intelectual.

Ver escena 

-Escena de En busca de la felicidad. La gente olvida lo que haces, lo que dices pero no olvida cómo la haces sentir.

Ver escena

Escena de El indomable Will Hunting. Enfrentarse a la propia identidad y realidad desde un discurso emocional.

Ver escena

-Escena El Padrino III. Corleone se emociona al escuchar una canción.

Ver escena

-Escena Tierras de penumbras. La inteligencia emocional es capaz de encontrar un sentido al dolor. 

Ver escena 

One response to “Filosofía y cine: Inteligencia emocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s