Lectura recomendada: Fahrenheit 451

Los libros están prohibidos. La lectura, por tanto, también. ¿Por qué? La lectura es peligrosa porque provoca que los ciudadanos dejen de ser complacientes, es decir, manejables.

Por ese motivo, las autoridades ponen todo su empeño en erradicar tan nociva actividad. Hasta tal punto esto es así, que los bomberos ya no extinguen los fuegos sino que los provocan en todos aquellos lugares en los que se han encontrado libros.  

Ray Bradbury nos sumerge en una distopía apropiada para reflexionar sobre la importancia que la cultura -los libros, la filosofía- tiene en la configuración del espíritu crítico y en enfrentar al ser humano ante sí mismo para vivir su propia existencia y no la de otros.

Fahrenheit 451 -la temperatura a la que arden los libros- es una lectura propicia para contextualizar los conocimientos adquiridos en la Unidad 2: El problema filosófico del conocimiento. La Verdad

Proponemos el visionado de la siguiente escena, tomada de la película, del mismo nombre, dirigida por  François Truffaut y estrenada en 1966. 

Escena Quemar los libros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s