Arnau Llobera, influencer de éxito: ”No vivo para Instagram”

El influencer, una figura poderosa en el mundo digital, capaz de hacernos ver las bondades de un producto, una marca de ropa, cierto tipo de alimentación, un hotel, un restaurante, una universidad…

Hasta hace muy poco, los influencers eran aquellos que, por ser famosos en sus profesiones -y ser muy conocidos en el mundo real- habían sabido trasladar su influencia al mundo digital. Esto, sin embargo, ya no es así.

Ser influencer ya no es sinónimo de ser un personaje famoso e influyente. El auge y poder de penetración de redes sociales como Instagram y Youtube han propiciado un cambio de paradigma. Ser influencer ya no es una consecuencia -ser famoso- sino una decisión -quiero ser influencer-.

Esta realidad está aún más presente entre la gente joven pues, en definitiva, para ellos las redes sociales no son “algo” que usan sino que forman parte de su vida al mismo nivel de naturalidad que estudiar, divertirse con los amigos o hacer deporte.

De mayor quiero ser influencer: una afirmación que deja ya muy lejos ese deseo de ser médicos, futbolistas o policías de las niñas o niños de antaño.

¿Cómo son estos jóvenes que quieren ser influencers o que ya lo son? ¿Viven volcados en su actividad digital descuidando otros aspectos esenciales de su vida como los estudios, la vida familiar o social? ¿Son superficiales al estar en un entorno que asocia el “ser” al “parecer”? ¿Por qué recelan muchos padres de ese sueño de futuro de sus hijos?

Adentrémonos en estas cuestiones conociendo a Arnau Llobera, un joven de Barcelona que triunfa, y que llegará aún más lejos, en este mundillo de Instagram.

Acercamiento personal

ArnauEnvio1

Arnau Llobera tiene 18 años. Estudia Ingeniería Biomédica en la Universidad de Barcelona, Grado de reciente creación que aplica los conceptos, principios y métodos de la ingeniería a la resolución de problemas en biología y medicina.

Sacó muy buena nota en Selectividad -12.6 sobre 14- y pudiendo acceder a cualquier Grado universitario se dice por esos estudios al ser la elección de muchos de sus compañeros de Bachillerato; en un principio, optó por el Doble Grado de Matemáticas y Administración y Dirección de Empresas.

Le gusta hacer deporte -frecuenta el gimnasio- le gusta salir con sus amigos, no lee tanto como antes y, para sacarse algún dinero extra, da clases particulares a alumnos de Primaria y Secundaria.

-Arnau: La gente me ve y se piensa que soy uno más que sube fotos y ya; cuando me conocen me miran de otro modo. Mi vida es mi carrera; Instagram forma parte de mi vida, pero no vivo para Instagram; es solo un complemento.

Los inicios en Instagram

¿Cómo surge en un joven el deseo de dedicarse a Instagram? ¿Se entra en Instagram con el sueño de ser influencer y ganar, así, dinero?

-Arnau: No surge en mí el dedicarme a Instagram. Sí surge en mí el crearme la cuenta al terminar 3º de la ESO, en el verano. Empiezo a subir fotos, fotos horribles que ya están borradas.

Hace dos años, en mi grupo de amigos, se empezaron a preocupar más por sus cuentas, por el tipo de fotos que subían. Eso hace que empiece a preocuparme más por mi feed para cuidar la imagen que doy.

El feed es la página donde aparecen todas las publicaciones de un perfil de esta red social.

-Arnau: Que un amigo mío subiera de seguidores hace que tome mucho más interés por todo esto. En 2º de Bachillerato empiezo a dedicarle más tiempo. Pocos meses después, en marzo, llego a los diez mil seguidores que ya es una buena cifra. A partir de aquí, el crecimiento es exponencial.

Recientemente, desde noviembre, diciembre, y viendo que el crecimiento sigue me empiezo a plantear cómo sacarle un rendimiento a mi cuenta.

Empiezan, desde ese momento, las colaboraciones con las marcas comerciales aunque el proceso descrito no es, en el caso de Arnau, por un interés puramente comercial. Su cuenta de Instagram supera, en la actualidad, los setenta mil seguidores.

-Arnau: Me lo tomo más en serio porque quiero crear un buen contenido. Cuando veo que empiezo a subir en seguidores -me gusta tener seguidores, como a todo el mundo- es cuando me planteo lo del rendimiento. Pero esto no me acaba de salir del todo…

Cómo progresar en Instagram

La última afirmación de Arnau -Pero esto no me acaba de salir del todo…- da pie a una interesante reflexión sobre qué tipo de fotos subir o no subir a la cuenta de Instagram y sobre qué es, en definitiva, progresar en esta red social y cómo conseguirlo.

ArnauEnvio2

 

-Arnau: En verano, yo llevaba un feed bien hecho pero qué pasa: todo son fotos sin camisetas. Eso vende mucho, no vamos a engañarnos, pero no es serio para las marcas. Una marca prefiere un perfil con muchos seguidores pero con fotos serias, bien elaboradas y no un niño  sin camiseta. […] Hasta hace nada estaba con fotos sin camiseta. Desde enero, empecé a cuidar mucho todo este tema.

 

 

No se consigue credibilidad en Instagram con un feed de fotos que no cuide ese aspecto como el indicado por Arnau.

-Arnau: Es esencial que te empiecen a seguir por un perfil en el que no subas fotos sin camiseta. Con cien mil seguidores y un buen feed se puede sacar mucho más rendimiento que un niño que hace musical.lys -sin camiseta, obviamente- aunque éste tenga quinientos mil seguidores.

Qué dedicación exige triunfar en Instagram

Este aspecto es sumamente interesante pues en un chaval joven el uso de las redes sociales no es algo que les suponga una dedicación exhaustiva. Las redes sociales forman parte de su vida. Instagram va con ellos pues la llevan en su móvil y en su bolsillo.

-Arnau: No se puede decir que le dedique tiempo pues Instagram va conmigo; no desconecto de Instagram: me levanto, miro Instagram; voy a la universidad, miro Instagram; voy en el bus, miro Instagram. Todo esto es compatible con que lo primero sea la carrera. 

Las fotos las hace con su móvil y, en ocasiones, en sesiones profesionales con fotógrafos. Surge, en estos casos, una especie de economía colaborativa entre el influencer y el profesional fotográfico.

-Arnau:  No tengo fotógrafo propio. Esto funciona a modo de intercambio. Contactas con fotógrafos -o ellos contactan conmigo- y a cambio de su trabajo yo los etiqueto en las fotos que subo. Aunque no soy mucho de sesiones -no lo planifico- merecen la pena porque te hacen las fotos a ti solo, te las editan, etc.

El triunfo no solo se reduce al tipo de fotos que se deben subir o no a la red social. Requiere, además, ir creando un estilo propio -marca personal- que exige unos ciertos conocimientos de marketing digital.

-Arnau: Te inspiras en gente y vas aprendiendo. Generalmente, edito mis propias fotos dándoles una tonalidad concreta -uso el blanco y el azul-. Cuido el feed intercalando fotos mías con otras de otro tipo; de esta manera, el perfil no queda sobrecargado y es más visual. 

Evito esas fotos sin camiseta -otra cosa es que sea verano- y, así, voy consiguiendo un perfil menos crío, por así decirlo. Esto me supone cierta dedicación peso uso aplicaciones para ello. Me queda mucho por aprender pero soy autocrítico.

Las marcas comerciales

La otra cara de la moneda en Instagram, y para todos aquellos que sueñan con progresar en esto, son las marcas comerciales. Cómo contactar con ellas, cómo realizar un buen servicio, cómo fidelizarlas en tu perfil.

Quizás, este sea el apartado que exija más constancia porque no es nada fácil conseguir una cartera de firmas interesadas en un influencer.

-Arnau: Ahora me salen muchas más colaboraciones debido a mi número de seguidores. Sin embargo, el proceso de contactar con las marcas comerciales es lo que más me cuesta. Siendo sincero diré que el proceso burocrático que requiere contactar con ellas me da mucha pereza. Por eso, creo que no le saco todo el rendimiento que pudiera a mi perfil.

[…] Aunque hace poco me contactó una empresa de marketing que me llevará todos estos temas. Eso me viene muy bien aunque también siga funcionando, en la medida que puedo, por mi cuenta.

ArnauEnvio3

Contado todo esto, llega el momento oportuno para realizar la pregunta fundamental en este tema: ¿es posible vivir de esto? La respuesta es clara y sin titubeos:

-Arnau: Este mundillo es muy inestable. Te puede ir muy bien un mes y muy mal después. Por otra parte, ni me lo planteo. No es para mí una prioridad independizarme o vivir de esto. Lo que me ilusiona es ser ingeniero y, aparte, estoy muy a gusto viviendo con mis padres.

Por otra parte, para triunfar o eres pionero o eres muy bueno. Es difícil porque pionero ya no eres y ser muy bueno requiere de mucho esfuerzo.

Algo de filosofía

Las redes sociales ocupan, cada vez más, el interés de la reflexión filosófica y psicológica. Por eso, en el tramo final de la entrevista, abordamos algunas cuestiones sumamente sugerentes para esas dos disciplinas.

¿Sois superficiales los que os dedicáis a este mundillo?

-Arnau: Vivimos en el mundo de la imagen y de la poca profundidad. Las redes sociales han potenciado esta realidad. Pero, en mi caso, creo que esto no ha sido así. Cuido mi imagen con independencia de Instagram. No me creo más que nadie por tener más seguidores y sigo siendo el de siempre, aunque es cierto que el hecho de gustar a muchos consolida, en mí, una autoestima bien construida.

[…] Al joven que no le guste su imagen lo tiene hoy más “jodido” que nunca. El valor de la imagen es hoy total. Pero es lo que hay. La primera imagen que das marca. La gente juzga por la imagen.

Tu vida offline, ¿es tu vida online?

-Arnau: No doy una imagen artificial en Instagram, es decir, me muestro como soy. Pero separo ambos planos. Intento que mi perfil sea profesional y creo que cuestiones privadas mías no tiene cabida en este tipo de cuentas.

¿Todo por un like? ¿Todo por tener más seguidores?

-Arnau: Rebajarse nunca aunque por ello no consigas ni mas seguidores ni más like. No me quiero rebajar de esa manera.

¿Sufre tu privacidad desde que te dedicas a este mundo?

-Arnau: Tienes que ser responsable y asumir el riesgo que supone el tener un perfil público con tantos seguidores. Te llegan todo tipo de mensajes; en ocasiones, compruebas que hay gente que ha creado cuentas falsas con mi foto y nombre en redes de “ligoteo”. Es desagradable pero tienes que funcionar con cabeza: no van a poder poner nada que yo no haya subido antes.

Hacia un intento de síntesis

La charla se prolongó durante más de dos horas. Muchos aspectos de la misma no han podido incluirse por aquello de que no debe publicarse un Post demasiado extenso. Sin embargo, y a forma de epílogo, quisiera destacar algunos aspectos que no han podido ser reseñados.

He aprendido mucArnau6has cosas con esta entrevista a Arnau:

-Que se puede ser joven y dedicarse a este mundo de la imagen y escapar, al mismo tiempo, de ciertos clichés que etiquetan negativamente a los jóvenes que se dedican a este mundillo.

-Que para triunfar en las redes sociales no basta solo con ser guapo, o gracioso, o altamente emprendedor. Es necesario tener la cabeza amueblada y tener claras las prioridades de la vida.

-Que la vida offline es siempre más rica y provechosa que la vida online y que, en todo caso, nuestra existencia no se reduce a lo que publicamos.

-Finalmente, quizás lo más importante.

A lo largo de la conversación, Arnau me cuenta su experiencia más negativa en su periplo por Instagram. Hace unos meses le hackearon la cuenta en dos ocasiones y en una misma semana. Eso supuso perder su perfil, las fotos subidas, esos miles de seguidores que tanto cuesta conseguir…

Usemos sus propias palabras para describir la situación: Me vine abajo. Una desagradable historia. Empezar de nuevo ni me lo plateaba; es muy difícil llegar a un cierto nivel. Empezar de cero otra vez….

No entró en detalles pero lo contado fue suficiente para comprender que detrás de un perfil, de una cuenta de un Influencer, hay, en definitiva, un joven que sueña con llegar lejos dedicando muchas horas de trabajo, y de talento, para conseguirlo. Soñar, con cabeza y realismo, nos hace más humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s