El niño filósofo, Jordi Nomen

Existe material suficiente en la Red para acercarse a este nuevo ensayo de Jordi Nomen –El niño filósofo, Arpa editores, enero 2018- profesor de Filosofía y Ciencias Sociales y jefe del departamento de Humanidades de la escuela Sadako de Barcelona. 

Por este motivo, quiera reflejar en esta Entrada aquellos aspectos que más me han llamado la atención y que, en mi opinión, hacen que este ensayo no solo sea recomendable sino también -con el adecuado espíritu crítico que el propio profesor Nomen recomendaría- llevado a la práctica en nuestras aulas. 

El niño filósofo establece una simbiosis perfecta entre pensamiento crítico y libertad: se es más libre en la medida en que uno es capaz de pensar por si mismo, evitando prejuicios, estereotipos y evaluando adecuadamente los argumentos utilizados.

-Este pensamiento crítico no solo es una virtud intelectual sino también una virtud de carácter. Implica la generación de actitudes estables y duraderas como la empatía, la honestidad y la humildad.

-Finalmente, el espíritu crítico impulsa al ser humano a la acción pero no a una acción cualquiera sino a aquella que propicia la resolución de conflictos e injusticias. El entrenamiento crítico forja ciudadanos comprometidos con la democracia. 

En cuanto a la vertiente práctica del libro, quisiera destacar dos aspectos sumamente sugerentes:

-La pedagogía recomendada por Jordi Nomen tiene el acierto de vertebrarse en la utilización de los cuentos, el juego y el arte (los dibujos), herramientas útiles cuando se trata de trabajar con los pequeños en el aula. 

-Las doce preguntas sometidas a reflexión, al hilo de las propuestas de otros tantos autores, ofrecen no solo la posibilidad de formar la inteligencia filosófica sino también un acercamiento a la propia condición humana.

  • Platón: ¿debemos actuar con la cabeza o con el corazón?
  • Aristóteles: ¿cómo podemos decidir lo que está bien?
  • Epicuro: ¿el placer debe ser el fin último de nuestros actos?
  • Séneca: ¿debemos tener miedo a la muerte?
  • Spinoza: ¿cómo se puede conseguir la alegría?
  • Montaigne: ¿es importante tener buenos amigos?
  • Rousseau: ¿para qué sirve la educación?
  • Kant: ¿qué debemos hacer?
  • Nietzsche: ¿hay que ser creativos para vivir?
  • Wittgenstein: ¿hay que opinar sobre todo?
  • Arendt: ¿qué es la maldad?
  • Fromm: ¿es más importante tener o ser?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s