Para cinéfilos: Napola (III)

Napola12.jpgPost anteriores

Napola (I) enlace

Napola (II) enlace

Acercamiento filosófico

-Los protagonistas, amistad y evolución vital.

El mayor atractivo de Napola radica en la relación de sus dos protagonistas y no tanto porque refleje el poder de la amistad -hay muchas propuestas cinematográficas centradas en ese propósito- sino por mostrarnos todo lo que acontece desde dos perspectivas diametralmente opuestas. 

La amistad surge de manera natural. Albrecht ayudará a Friedrich en las distintas materias. Friedrich hará otro tanto con las pruebas físicas y el entrenamiento en estrategias de combate.

Tres escenas marcarán, principalmente, este contraste entre los dos jóvenes. Dos de ellas, tendrán al boxeo como elemento narrativo. La tercera, precipitará el desenlace de la película.

(1) Primer combate oficial de boxeo. Friedrich se enfrenta a un contrincante de otra Napola. El joven no da tregua a su rival. Sin embargo, no será suficiente dado que la victoria exige el KO. Friedrich duda.

Sin embargo, ante los gritos del público y las exigencias de su entrenador, propinará el golpe definitivo a un rival que ya estaba vencido y tumbado en la lona. Albrecht  le recriminará por su actitud. 

-No has tenido compasión. Ya estaba contra las cuerdas. -¿Y qué? Él habría hecho lo mismo conmigo. -Le he visto. Aún no se ha recuperado del todo.  -¿Qué quieres? ¿Preferirías que yo estuviera ahí fuera? -Solo digo que no era necesario ser tan brutal. -¿Te alegras de mi victoria o no? -Claro, pero me pregunto si no podría haber sido de otra manera. -No, no podía.

Napola 13.jpg

(2) Cumpleaños del dirigente Stein. Albrecht irá a su casa a pasar el fin de semana por este motivo. Invitará a Friedrich. Durante la cena de celebración, Albrecht intenta leer a su padre una poesía que le ha escrito como homenaje. Stein rechaza tal pretensión. A cambio, propondrá que los dos jóvenes se midan en un combate de boxeo.

-Querido padre, me he permitido escribirte una pequeña poesía por tu cumpleaños. De la esencia de las cosas. Una vez... -Gracias, Albrecht, muchas gracias, pero eso lo haremos mejor más tarde [...] Amigos míos, les pido que me acompañen, después de la cena, a la bodega. Nuestra joven élite nos entretendrá con una representación especial.

En la bodega, y pese a las reticencias de ambos, tendrá lugar el obligado combate. Friedrich evita golpear a su amigo. Finalmente, lo noqueará de un solo golpe. Estarán varios días sin hablarse.

En definitiva, para uno de ellos es posible cambiar las cosas. Para el otro, no queda más remedio que aceptar que las cosas son como son. Sin embargo, y aunque la película aún no lo muestre aún, algo empieza a cambiar en el interior de Friedrich.

Napola 14
Heinrich Stein, padre de Albrecht

(3) La tragedia en la nieve. Poco después de los acontecimientos descritos, el dirigente Stein, junto con un grupo de soldados, irrumpe por la noche en la Napola. Un grupo de prisioneros rusos ha huido y se esconde en los parajes cercanos a la Napola. Dada la inclemencia del tiempo, dura noche de invierno, requieren a los muchachos para encontrarlos dado que conocen a fondo el terreno.

Finalmente, la búsqueda terminará en una cruel matanza, no de unos peligrosos enemigos armados -como les dijeron- sino de unos niños rusos desarmados y aterrados de frío y pánico. Albrecht intentará salvar a uno de ellos. No lo logrará.

Su padre lo rematará en su presencia y pese a la petición de clemencia de su hijo. Ambos se enfrentarán. Stein le recriminará su actitud al mismo tiempo que ensalzará a los demás en detrimento de su propio hijo y, en especial, con respecto a Friedrich

-Nunca te atrevas a llevarme la contraria en público. ¿Me has entendido? ¿Qué si me has entendido? -Sí, padre. -Bien hecho alumnos. Ahora seguid, aún hay algunos cuantos más ahí fuera. 

Albrecht se derrumba y huye separándose del grupo. Friedrich observa la escena. La distancia entre ambos se acrecienta. Los acontecimientos se precipitarán a partir de este momento y a la mañana siguiente.

NApola 15.jpg

El desenlace

Aprendiendo a no ser nazi

La película nos muestra el derrumbe de los jóvenes tras regresar a sus dormitorios y no poder dormir. A la mañana siguiente, clases normales. Como si nadie hubiera sucedido… Friedrich no asiste pues está castigado por golpear a un compañero que ridiculizó a su amigo, por cobarde, en la fatídica noche. 

La clase comienza y el profesor pide a los alumnos que escriban una redacción sobre el paradójico titulo de El paisaje invernal en las sagas heroicas alemanas. Albrecht, derrotado pero no vencido, no desaprovechará la oportunidad. Redactará y leerá parte de su escrito antes de que el profesor le obligue a abandonar el aula. 

En ella, expondrá su concepción del heroísmo mostrando, al mismo tiempo, su irremisible  deterioro interior. 

-Aunque pueda parecer infantil, el invierno y la visión de nieve recién caída nos llena siempre a los hombres de una inexplicable sensación de felicidad; quizás, porque de niños asociábamos la nieve con la Noche Buena.

Yo, en mi imaginación, me veía como un héroe que vence a dragones y salva doncellas. Alguien que libera al mundo del mal. Y cuando ayer salimos a buscar a los presos, de nuevo imaginé que era aquel muchacho que quería salvar del mal al mundo. 

Pero cuando volvimos, tenía claro que yo mismo era parte del mal del que siempre desee salvar al mundo. Matar presos es una injusticia, ni estaban armados como dijo el dirigente Stein para instarnos, ni eran hombres, sino niños a los que hemos matado…

La conducta de Albrecht causa estupor entre los dirigentes de la escuela. Su padre es informado y acude a la Napola. El enfrentamiento entre padre e hijo alcanzará su punto álgido. 

Napola 16

-¿Qué tienes que decir sobre esto? ¿Sabes en que situación me has puesto? Creo que, realmente, no tienes ni idea de que clase de privilegios disfrutas aquí.  ¿Sabes lo que yo hubiera dado por ir a una escuela como esta? Pero no tuve la oportunidad. Con dieciséis años, ya llevaba tres trabajando. Y tú ... tú lo tiras todo por la borda. Pero esto se ha acabado. Quiero que escribas una redacción en la que des la versión correcta de los hechos de anoche y te alistarás voluntariamente en las SS [...] Creo que Ucrania es justo lo que tú necesitas. 

-No puedo hacerlo. No puedo escribir otra redacción. Lo que he escrito es lo que pienso de verdad.

-La redacción la quiero mañana o no imaginas lo que te pasará.

El reencuentro de los amigos

Tras ser liberado de su encierro, Friedrich es informado de los acontecimientos. Alarmado, buscará a su amigo por toda la escuela. Se produce, finalmente, el reencuentro entre los dos amigos y esos puntos de vista, tan divergentes, confluirán en uno.

-¿Por qué tuviste que escribirla?

-No pude evitarlo.

-¿No pudiste evitarlo?

-Sí. Tú tampoco pudiste evitarlo, cuando atizaste a Peniguer.

-Eso fue totalmente diferente. 

-¿De verdad?

-Pero tú... no has ayudado a nadie con ello.

-Sí.

-¿A quién? Explícamelo porque no lo comprendo.

-A mí mismo.

-A ti mismo... Perdona, pero aparte no has pensado en nadie más, ¿no?... ¿eh? Pero di algo, ¿eh? Estúpido egoísta...

Napola 17

La conversación terminará a puñetazos. La pelea cesará cuando Friedrich se derrumba interiormente y rompe a llorar de manera desconsolada. La catarsis hace acto de presencia pues, en definitiva, ambos muchachos han llegado al límite de lo que pueden soportar.

Ambos han fracasado. Albrecht no puede cambiar el orden de las cosas. Friedrich comprenderá, gracias a su amigo, que hay precios que no se deben pagar.

El final de la película

Esa escena en la que los protagonistas se abrazan ante un mismo fracaso, es el primer final que Dennis Gansel nos propone para su Napola. Sin embargo, la cinta continua unos minutos más para proponernos un desenlace que no resultará inesperado para un espectador medianamente atento al discurrir de la historia.

Edmund Burke, escribió: Para que el mal triunfe, solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada

Albrecht y Friedrich harán algo y en función de sus circunstancias. Invitamos al lector a acercarse a dicho final para así cerrar la reflexión a la que nos invita esta película. 

Napola fin.gif

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s