Para cinéfilos: Tan lejos, tan cerca de Reza Mirkarimi

Tan lejos, tan cerca 1
Afshin Hashemi, actor iraní protagonista de Tan lejos, tan cerca

Mi primera incursión al cine iraní de la mano de Tan lejos, tan cerca  (2005) del director Reza MirKarimi

Sinopsis

El doctor Alam es un prestigioso cirujano. Lleva una vida acomodada y dedica todo su tiempo a su profesión. Su vida familiar es inexistente. Quiere a su hijo pero, en la práctica, ni conviven ni se conocen.

Su habilidad y ciencia con las manos contrasta con la nula capacidad de su corazón. Se ha convertido en un pragmático que lidia con el dolor ajeno con consejos huecos, frases hechas y desapego humano. 

Todo cambia cuando a su hijo le detectan una grave enfermedad. Apesadumbrado, le invaden remordimientos pues toma conciencia de que se acaba el tiempo. Irá a su casa para verlo. Pero su hijo no está. Se ha marchado al desierto en una expedición de astronomía. Saldrá en su búsqueda. Por diversas circunstancias, el viaje durará mucho más de lo deseado. 

Trama principal

Estamos ante lo que puede ser la típica propuesta cinematográfica en la que el viaje -esa búsqueda del hijo- se convierte en una travesía personal en la que el protagonista se reencuentra consigo mismo.

Esto es así en Tan lejos, tan cerca. La diferencia abismal estribará en cómo queda planteada esa introspección en un cine, el iraní, muy alejado de los cánones tradicionales de nuestra cultura occidental. Esa introspección mirará hacia afuera y no hacia dentro.

Tan lejos, tan cerca 2

Escena clave para entender al personaje y la trama

Minutos iniciales de la película. El doctor Alam atiende a los familiares de una paciente en situación terminal. Tiene lugar un escueto y desesperanzador diálogo entre el protagonista y esa madre desesperada. 

-Quiere decir que debemos hacer algo para que nuestra hija muera…

-Los entiendo perfectamente. 

-No se imagina lo duro que es. 

-Tal vez, tal vez no les pueda entender pero conozco la situación de su hija Imagínese a una persona que está en el fondo de un pozo en medio del desierto. No tiene luz, ni oye nada. Nadie que sepa dónde está. Créame, no hay nada que se pueda hacer.

Recomiendo visualizar la película, y su desenlace, teniendo como referencia, y bien guardada en la memoria, este momento descrito.

Aspectos cultura iraní para contextualizar la película

Mausoleo Imán Reza

Los familiares de ese chica, en estado terminal, preguntan al doctor si pueden llevar a su hija de peregrinación al mausoleo del Imán Reza. Dicho mausoleo se construyó en el año (818) y lugar (actual ciudad iraní de Mashhad) donde fue asesinado el imán.  Numerosos creyentes acuden a este lugar sagrado en busca de purificación del alma y curación del cuerpo.

  • El doctor Alam acepta la petición pero mostrará su desagrado.

Celebración del Año Nuevo

La película transcurre a finales de año, es decir, en torno al equinocio de la primavera, 21 de marzo y según el calendario iraní (día Nouruz). Un mes antes, y en señal de la purificación que debe alcanzarse (exterior e interior), los iraníes  adecentan sus casas. 

Esta limpieza coincide con la purificación del corazón -dejar atrás rencores- y culmina con el Nouruz. Las familias se reúnen, los mayores hacen regalos a los pequeños… El Nouruz es una fiesta milenaria en la que, también, los más acomodados ayudan a los más necesitados. 

  • El doctor Alam compra un caro telescopio a su hijo. Sin embargo, llegará tarde a su casa y no participará ni de la cena ni de la tradicional entrega de regalos. El telescopio le acompañará en su viaje. 

Isfahán y el desierto de Mesr.

El doctor Alam se dirige hacia el desierto de Mesr, situado en el extremo norte de la provincia de Isfahán (centro de Irán). En ese pueblo, suelen pasar noche todos aquellos que desean adentrarse en el desierto, lugar privilegiado para contemplar las estrellas.  Mers es anfitrión de miles y miles de estrellas y de miles y miles de apasionados astrónomos del todo el mundo. 

La capital de la provincia, también llamada Isfahán, es considerada una de las ciudades más bonitas de Irán y es conocida bajo el sobrenombre de “la perla de Persia”. Se encuentra a 439 Km de Teherán. 

  • Cuando el doctor Alam llega finalmente a Mesr, su hijo ya se ha internado en el desierto.

La escena final

  • Sin duda, lo mejor de la película. Especialmente, porque el hijo no aparece en ningún momento -solo escuchamos su voz en conversaciones telefónicas- y hará acto de presencia, en ella, de manera sumamente simbólica.

El viaje personal del doctor Alam

El título de la película da sentido al peculiar itinerario existencial que protagoniza el doctor. La búsqueda será tortuosa y larga en el tiempo pues el viaje se complica. Sin embargo, cuanto más se aleja de su hijo -por esas complicaciones- más cerca estará de él.

  • Los diferentes personajes que encontrará en su odisea contribuirán a ese reencuentro consigo mismo. 
  • En la escena final, ese reencuentro resultará muy visual y emotivo. 
Reza+Mirkarimi+Kd5vFe5Wej0m
El cineasta iraní Reza Mirkarimi

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s