Explicación Aforismo 153 Nietzsche

nietzsche-y-caballo-1

Lo que se hace por amor acontece siempre más allá del bien y del mal

Explicación del aforismo 153 (Más allá del bien y del mal)

Fuentes utilizadas webdianoia y e-torredebabel 

Explicar este aforismo de Nietzsche -o interpretarlo, como a él le gustaría- requiere de un mínimo recorrido por su propuesta filosófica. Lo haremos partiendo de su simulacro de la voluntad de poder y en función de este hilo conductor:

  1. El simulacro de la voluntad de poder da lugar a una nueva concepción de la realidad.
  2. Esta nueva concepción de la realidad se corresponde con una nueva concepción de la verdad.
  3. Dado que esa verdad se expresa en el lenguaje, este deberá ser superado ocupando su lugar la metáfora.
  4. Todo lo anterior conlleva una nueva antropología en la que ese hombre deberá ser sustituido por el superhombre
  5. Este superhombre solo será posible con una nueva moral –transmutación de los valores– y en los que los valores tradicionales -verdad, mentira, bien mal-deben ser superados. 
Escena de la película El día que Nietzsche lloró y en la que el filósofo plantea su tesis del eterno retorno: enlace
nietzsche-camello-lec3b3n-nic3b1o-transvalorar-todos-los-valores
Tres transformaciones del espíritu os menciono (Así habló Zaratustra)

(1) El simulacro de la voluntad de poder da lugar a una nueva concepción de la realidad.

Para Nietzsche la realidad es expresión de la voluntad: ser es querer ser. Dado que la voluntad es cambiante y multiforme, la realidad no podrá ser ni estática, ni permanente ni inmutable. La realidad está sometida a ese querer de la voluntad. 

  • Ese querer de la voluntad es libre pues no queda sometido al objeto. La voluntad quiere su propio querer. 
  • La voluntad de poder es expansiva, vital y dominante. Una voluntad que se engendra a sí misma. 

(2) Esta nueva concepción de la realidad se corresponde con una nueva concepción de la verdad.

Los conceptos, que pretenden encerrar la realidad son, de por sí, estáticos e inmutables. Al mismo tiempo, fundamentan los juicios -tal cosa es…- y un juicio es verdadero -la verdad- cuando se da la adecuación entre el intelecto y la cosa. 

-Siendo la realidad cambiante, esta no puede quedar encerrada por conceptos. Los conceptos no captan lo real.

-Tampoco serán posible los juicios, o más bien todos son falsos, dado que se fundamentan en esos conceptos. Los juicios no expresan lo real. 

  • Por tanto, a una nueva concepción de la realidad le corresponde una nueva concepción de la verdad. 
  • La verdad es resultado de la captación directa de la realidad (intuición). Siendo esta realidad cambiante, la verdad no podrá ser ni inmutable ni única.

(3) Dado que esa verdad se expresa en el lenguaje, este deberá ser superado ocupando su lugar la metáfora.

El lenguaje da lugar a una visión errónea de la realidad: la estructura sujeto-predicado, el empleo de las mismas palabras (los conceptos) para designar distintos individuos y la primacía que tienen las frases con el verbo ser, favorecen una interpretación substancialista de la realidad, la creencia en entidades dotadas de rasgos permanentes y propios, de esencias y naturalezas universales.

  • Si nuestro lenguaje fuese distinto, nuestra forma de entender el mundo sería también distinta.
  • Nietzsche cree que a través de la fuerza innovadora de la metáfora el mundo puede ser organizado de otra manera.
  • En la metáfora, se disuelve la relación lógica sujeto-objeto. La única relación posible es la artística. 

Nuevos caminos recorro, un nuevo modo de hablar llega a mí; me he cansado, como todos los creadores, de las viejas lenguas. Mi espíritu no quiere ya caminar sobre sandalias usadas. 

Nietzsche, Así habló Zaratustra.

Nietzs.jpg

(4) Todo lo anterior conlleva una nueva antropología en la que ese hombre deberá ser sustituido por el superhombre

Ese hombre, mediatizado por realidad-verdad-lenguaje, debe ser superado. Lo único positivo de ese hombre es su carácter de puente para el superhombre.

Mas Zaratustra contempló al pueblo y se maravilló. Luego habló así:  El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, una cuerda sobre un abismo. Un peligroso pasar al otro lado, un peligroso caminar, un peligroso mirar atrás, un peligroso estremecerse y pararse. La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta: lo que en el hombre se puede amar que es un tránsito y un ocaso.

Nietzsche, Así habló Zaratustra.

El superhombre solo puede surgir cuando se decreta la muerte de Dios. Dios como representación máxima de esos dualismos -verdad, mentira, bien, mal- que deben ser superados y como referente para dar sentido a todo lo que acontece en la existencia. 

  • Con la muerte de Dios será posible vivir sin lo absoluto y en la inocencia del devenir.
  • Nietzsche representa su génesis en las tres metamorfosis del espíritu: camello, león, niño.

(5) Este superhombre solo será posible con una nueva moral –transmutación de los valores– y en los que los valores tradicionales -verdad, mentira, bien mal-deben ser superados.

El superhombre es reconocible por su “conducta moral”, manifestación práctica de esta transmutación de los valores y que conlleva, por tanto, una nueva forma de valorar y de vivir. 

-Rechaza la moral de esclavos

La humildad, la mansedumbre, la prudencia que esconde cobardía, la castidad, la obediencia como sometimiento a una regla exterior, la paciencia consecuencia del sometimiento a un destino o a un mandato, el servilismo, la mezquindad, el rencor.

-Rechaza la conducta gregaria

Detesta la moral del rebaño, la conducta de los que siguen a la mayoría, de los que siguen normas morales ya establecidas; como consecuencia de su capacidad y determinación para crear valores, no los toma prestados de los que la sociedad le ofrece, por lo que su conducta será distinta a la de los demás.

-Crea valores

Los valores morales no existen en mundo trascendente, son invenciones de los seres humanos; pero no todos los hombres los crean, muchos –la mayoría– se encuentran con los valores ya creados por otros, siguen las modas, los estilos vitales vigentes.

El primer rasgo del superhombre es precisamente este: inventa las normas morales a las que él mismo se somete; pero este rasgo no es suficiente para definir al superhombre, pues no vale que cree o invente cualquier valor, además ha de crear valores que sean fieles al mundo de la vida y que le permitan expresar adecuadamente su peculiaridad, su propia personalidad y riqueza.

-Vive en la finitud

No cree en ninguna realidad trascendente, ni en Dios ni en un destino privilegiado para los seres humanos, una raza, una nación, o un grupo; no cree que la vida tenga un sentido, como no sea el que él mismo le ha dado; acepta la vida en su limitación, no  oculta las dimensiones terribles de la existencia (el sufrimiento, la enfermedad, la muerte), es dionisíaco.

-Le gusta el riesgo

Las nuevas experiencias, los caminos no frecuentados,el enfrentamiento, las pruebas difíciles; no está preocupado ni por el placer ni por el dolor, ni propio ni ajeno, pues pone por encima de ellos el desarrollo de su voluntad y  de su espíritu; es duro consigo mismo y con los demás, es valiente, no huye del dolor ni de ninguna forma de sufrimiento: sabe que de estas experiencias puede salir enriquecido, puede crecer.

-Es contrario al igualitarismo

Ama la exuberancia de la vida,  le gusta desarrollar en él mismo y en los demás aquello que les es más propio; no tiene miedo a la diferencia.

-Ama la intensidad de la vida

La alegría, el entusiasmo, la salud, el amor sexual, la belleza corporal y espiritual; puede ser magnánimo, generoso, como una muestra de la riqueza de su voluntad.

  • En conclusión: el superhombre es la afirmación enérgica de la vida y el creador y dueño de sí mismo y de su vida, es un espíritu libre.

Nietzsche 2.jpg

El aforismo

En ese espíritu libre confluye el aforismo 153 de su obra Más allá del bien y del mal y en su doble aspecto.

  • Lo que se hace por amor…
    • El espíritu libre, en su actuar, ama. No hay diferencia entre su ser y su actuar.
    • Todo aquello que se identifica con la “conducta moral” del superhombre es, en definitiva, lo que se hace por amor. 
  • …acontece siempre más allá del bien y del mal.
    • El espíritu libre es el único ser que se sitúa más allá del bien y del mal: el superhombre.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s