La terminal: emprendimiento

La terminal 2

La terminal, película del año 2004, dirigida dirigido por Steven Spielberg y protagonizada por Tom Hanks y Catherine Zeta-Jones.

Sinopsis

Viktor Navorski, un ciudadano de un pequeño país del Este europeo, se ve involuntariamente exiliado en la terminal internacional del aeropuerto JFK de Nueva York debido a que, en su tierra natal, estalla una guerra civil. Debido al conflicto, su pasaporte queda anulado y se ve obligado a quedarse en la terminal, ya que no puede pisar suelo estadounidense ni subir a ningún avión. 

Durante su estancia, agudizará su ingenio para sobrevivir y entablará fuertes nexos de unión con el personal que trabaja en el aeropuerto. Pero no con todos. El máximo responsable del aeropuerto, Frank Dixon, le hará la vida imposible.

La terminal 3

La terminal y sus metáforas

La terminal encierra diversas metáforas: metáfora de un mundo hostil, metáfora de la amistad unida a una situación de desamparo, metáfora de la esperanza, metáfora del emprendimiento…

La terminal 4

Viktor y el emprendimiento

Para sobrevivir, Viktor se convierte en un ejemplo de emprendimiento. Inicialmente, para conseguir algo de dinero para alimentarse, recogerá los carritos de maletas que los viajeros abandonan en el aeropuerto. Al reponerlos, conseguirá unas monedas. 

Sin embargo, el responsable del aeropuerto, le impide esa opción. Viktor, acuciado por tanta hostilidad, hará lo que, por su profesión, sabe hacer: solicitará trabajar en una empresa de mantenimiento que realiza obras de mejora en la terminal.

Actividad para el aula

La actitud de Viktor supone, de facto, una crítica demoledora a la noción de emprendimiento vigente en el mundo occidental. Ofrecemos algunas claves con el objeto de relacionar las mismas con esa crítica:

La terminal 5

  • Viktor posee un motivo poderoso para resistir en la terminal y poder pisar suelo estadounidense: dar cumplimiento a una promesa hecha a su padre. Viktor es emprendedor porque su propósito no se dirige hacia su propio yo ni a su propio provecho personal. El verdadero emprendimiento exige esta dimensión humana.
  • Viktor es emprendedor porque optimiza las circunstancias que le rodean y no sucumbe ante ellas. Y puede hacerlo porque es trabajador, constante y se ha formado seriamente en su profesión. El verdadero emprendimiento exige unos mínimos.
  • Viktor es emprendedor porque lo es en su vida cotidiana, allí en su país de origen. Asociar emprendimiento a situaciones de crisis o desligado de toda dimensión supone, al menos, un reduccionismo de la condición humana. La utilidad no es baremo de emprendimiento.

Escena de la película

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s