El origen de la filosofía

sillaCuenta la leyenda que un profesor de filosofía, en un examen final, colocó una silla frente a sus alumnos y les dijo: Demuéstreme que esta silla no existe. La mayoría de los estudiantes improvisaron complejas teorías sobre la realidad y  la percepción. Pero uno de ellos escribió algo rápidamente y entregó el examen a los pocos segundos. Este estudiante, por cierto, fue el que mayor nota obtuvo. Sigue leyendo