Instagram desde dentro

Beltrán (bel): La gente está loca por los like. Pretende ser el centro del universo y no parte de él.

Las redes sociales me ofrecen un amplio campo de temáticas para la reflexión filosófica. Quizás, muy variadas y sin un hilo que las conecte para que la misma sea más global y coherente. Tendré que profundizar…  Algunos ejemplos de mis inquietudes:

  • ¿Fomenta el uso de las redes sociales una errónea visión sobre la felicidad o lo que sea una vida sugerente?
  • Catalogar todo con un me gusta /no me gusta, ¿propicia que olvidemos otros parámetros para enjuiciar la realidad como bueno / malo, sugerente / insulso, verdadero / falso?
  • ¿Se trata de aparentar para ser?

La entrevista que he podido realizar a Beltrán (bel en las redes) -usuario de Instagram y con un perfil que cuenta cada vez con más seguidores- me ha servido para aclararme en mis elucubraciones y, quizás, mucho más.

No toda la gente joven -o no tan joven- está en Instagram para ser famoso, llegar lejos o fines similares. Tampoco todos los jóvenes -o no tan jóvenes- se dejan seducir fácilmente por esa manera superficial de entender la vida que parecen proyectar las redes sociales.

Estoy cansado de fotos prefabricadas, sonrisas y momentos de mentira solo por aparentar. Me parece que consumir ese tipo de contenidos en las redes sociales es como comer plástico.

Adentrémonos en la entrevista para conocer un poco más a este joven con inquietudes distintas y con un perfil de Instagram con filosofía propia.

Acercamiento

Acercamiento personal

Beltrán tiene dieciocho años. Acaba de terminar el Bachillerato y en septiembre comenzó un Grado Medio de Dirección de fotografía en Barcelona.

Le gustan todos los deportes con tablas -surf, skate, esquí- y el paracaidismo: solo lo he practicado una vez en la vida pero me gustaría mucho sacarme el título.

Y, especialmente el mundo de la fotografía y del vídeo:

-Me gusta capturar recuerdos, cosas que sean auténticas, originales y no hacer fotos porque sí o sesiones de fotos; eso no es ni auténtico ni original. Siempre que se plasme algo que ha ocurrido de verdad es cuando me mola hacer fotos.

-Antes de abrirme la cuenta de Instagram ya había tenido contacto con la fotografía. Mi madre murió cuando yo era pequeño y prácticamente lo único que me quedó de ella eran sus álbumes de fotos y su cámara. Tuve mucha curiosidad por entender aquello que tenía tan atrapada a mi madre.

Una forma de ser que encuentra en la fotografía una forma de expresión

Beltrán se muestra sincero y se define a sí mismo como una persona que gusta de llevar la contraria contra aquello que se hace porque se ha puesto de moda o porque siempre se ha hecho así.

Si unes esto al hecho inevitable de pasar por momentos de agobios mentales -como puede pasarle a cualquiera- se torna urgente encontrar algo que te sirva para sacar fuera toda tu interioridad de manera constructiva.

yo siemore-Yo siempre he sido de llevar la contraria… cuando todo el mundo empezó a hacerse cuentas de Instagram y a subir fotos yo pasaba de ello. Apostaba por ser diferente…

Hasta que un día, amargado de estudiar, me crucé con un vídeo de Jay Alvarrez en YouTube. Quizás este vídeo pueda parecer muy superficial -chicas guapas, deportes extremos- pero para mí fue sinónimo de un acto de rebeldía y una manera de demostrar que se puede vivir de otra forma… que no tienes que ir a la universidad, trabajar y trabajar, comprarte una casa… que puedes ser joven hasta el día que mueras con 80 años.

A partir de ese momento se me abrió un mundo nuevo y comencé poco a poco a planteármelo todo. Me dio un venazo y vendí me ps3 para comprarme una cámara. Luego, me cree una cuenta de Instagram y poquito a poco hasta ahora.

¿Qué entiendes por rebeldía?

Me interesa mucho esa asociación entre forma de ser y encontrar en las redes sociales -Instagram y YouTube- una manera de encauzar toda esa sinergia interior. Quizás, porque observo, en muchos casos, todo lo contrario. Perfiles y perfiles en las Redes que no muestran el ser sino el parecer.

Por eso, encauzo la entrevista en esta dirección aprovechando las reflexiones de Beltrán.

-Lo de la rebeldía supongo que viene de lo que le puede ocurrir a cualquier chaval de mi edad. Tienes que estudiar, sacar buenas nota, ir a la universidad etc.

Te lo inculcan todo… y eso es muy aburrido. Me da miedo llegar a esos extremos y vivir una vida en la que sabes continuamente lo que tienes que hacer. No saber lo que hacer con mi vida es lo mejor que me ha pasado.

Por otra parte, cuanto más me digan que no puedo hacer una cosa, más ganas me entran de hacerlo… es como funciona mi cerebro. No entiendo muchas normas o convenciones sociales ya que nadie me explica convincentemente el porqué de las mismas. Odio cuando la gente hace las cosas solo por hacerlas.

¿Y cómo se muestra todo eso en Instagram?

-Te puedo poner algunos ejemplos:

Este vídeo de Instagram Link al vídeo Es como, no sé, que da igual todo, que somos amigos y lo pasamos muy bien. Y esa atardecer que me gusta mucho también.

Pero creo que es este otro de mi canal de YouTube el que mejor concreta todo esto que te estoy contando Memory from Mallorca Un proyecto en el que he puesto mucho de mí y al que dediqué tiempo de trabajo.

-En Instagram, o YouTube, me muestro como soy, no soy ninguna persona famosa ni nada de eso ni lo pretendo. No intento aparentar ninguna otra cosa. Nunca me gustado eso de aparentar. Esto, además, debe ser muy aburrido.

Un perfil de Instagram con filosofía propia

Lo auténtico frente lo artificial

cansado

 

Estoy cansado de fotos prefabricadas, sonrisas y momentos de mentira solo por aparentar. Me parece que consumir ese tipo de contenidos en las redes sociales es como comer plástico.

Yo, de hecho, nunca digo de ir a hacer fotos… mis amigos y yo vamos a bañarnos al mar, o a subirnos a tal sitio… en ocasiones, inmortalizamos ese momento con la cámara… en otras, solo se queda en nuestra cabeza.

 

¿Dedicarse a Instagram, vivir de esto?

-Pienso que si te quieres dedicar a esto es importante tener un mínimo de seguidores y un determinado engagement… pero dado que yo nunca me he querido dedicar a Instagram como tal nunca he dado gran importancia a la cantidad de seguidores… es algo que está corriendo y ya está.

De todas formas, claro que me da alegría el ver que mucha gente vea mis vídeos o fotos. Al fin y al cabo yo intento hacer arte y como a cualquier artista me agrada que mi obra tenga su público.

¿Más seguidores cueste lo que cueste?

Para nada. Creo que todo debe ser más natural. Subo a las redes mi rollo y si eso gusta a quien me encuentra, genial. De eso se trata. Tampoco tengo la sensación de formar parte de una comunidad como dicen algunos influencers o youtubers.

¿Estar en las Redes para…?

Uf, no sé ni lo que quiero ni a dónde voy. Instagram no es un sueño para conseguir nada sino una manera de expresarme. Sonará muy cliché pero mi único sueño es ser feliz. Una red social no te va a dar la felicidad.

felicidad

Los like, las visitas… eso es un tipo de felicidad muy momentánea y superficial. No llena en ningún sentido.

Los perfiles que solo venden ese tipo de felicidad nunca me ha llamado la atención. Es como ver maniquíes que posan para las fotos…

A modo de resumen

Vuelvo, para finalizar, a esos interrogantes que plantee al principio de esta Entrada y que constituyen parte de mi inquietud filosófica sobre esta realidad de las Redes sociales.

La entrevista ha fomentado, para bien, mi pensamiento crítico. Puede ser fácil catalogar este mundillo como superficial, aparente y que fomenta una visión simplificadora de la realidad.

Sin embargo, es posible encontrar un uso de estas herramientas que se alejan de todas esas consideraciones metafísicas algo pesimistas. Por eso me ha gustado esta entrevista con Beltrán y la comparto con todos.

Dejemos que él mismo resuma lo que he pretendido plasmar:

La gente está loca por los like. Pretenden ser el centro del universo y no parte de él. Yo muestro mi parte tal como es y tal como soy.

Perfil de Instagram

Canal de YouTube

Anuncios

QuestionMark me ha convertido en alumno de filosofía con miles de profesores

YT miniatura

Hace unos meses, en febrero de este año, tuve la suerte de conocer el canal de YouTube de QuestionMark – Filosofía. El descubrimiento fue gracias a Twitter, Red social en la que empezamos a seguirnos para compartir lo que nos une: nuestra pasión por la filosofía.

El primer vídeo que vi en su canal trataba sobre la demostración de la existencia de Dios mediante el argumento ontológico de San Anselmo. Me llamó poderosamente la atención y no precisamente por su contenido.

-En primer lugar, por la puesta en escena.

El medio es el mensaje y el vídeo se alejaba positivamente de lo que uno está acostumbrado a ver.

-En segundo lugar, por propiciar la reflexión a partir de unos contenidos.

Existen magníficos canales filosóficos de YouTube y excelentes libros de texto sobre nuestra disciplina. Sin embargo, en la mayoría de ellos observo cómo se explica nuestra materia de manera erudita dando primacía a los contenidos y en detrimento de la propia esencia del quehacer filosófico: fomentar el pensamiento crítico para así configurar un pensamiento propio.

Todo ello me llevó a una inquietud. Conocer con mayor profundidad a quién da vida a esta iniciativa digital: Marcos Sorribas.

El resultado: esta entrevista que comparto con todos los seguidores del Blog. La dividiremos en dos partes. Una, dedicada a la persona. Otra, a su proyecto digital. Sigue leyendo

Arnau Llobera, influencer de éxito: ”No vivo para Instagram”

El influencer, una figura poderosa en el mundo digital, capaz de hacernos ver las bondades de un producto, una marca de ropa, cierto tipo de alimentación, un hotel, un restaurante, una universidad…

Hasta hace muy poco, los influencers eran aquellos que, por ser famosos en sus profesiones -y ser muy conocidos en el mundo real- habían sabido trasladar su influencia al mundo digital. Esto, sin embargo, ya no es así.

Ser influencer ya no es sinónimo de ser un personaje famoso e influyente. El auge y poder de penetración de redes sociales como Instagram y Youtube han propiciado un cambio de paradigma. Ser influencer ya no es una consecuencia -ser famoso- sino una decisión -quiero ser influencer-. Sigue leyendo

Me miras, luego existo. Me likeas, luego existo

Nicholas George Carr en su libro ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes? Superficiales -publicado en 2010- desarrolla, con una mayor profundidad, su propuesta aparecida en su artículo ¿Está Google haciéndonos estúpidos? publicado en 2008 en el anuario de la revista The Atlantic.

Hoy en día, cuando necesitamos acceder a información acudimos a Internet. Según Carr este proceso -imparable y progresivo- supone un coste intelectual ya que cedemos a esta tecnología procesos cognitivos como el pensamiento profundo y la creatividad. El resultado a largo plazo: la superficialidad.

La proliferación de las redes sociales -desde ese ya lejano 2008- quizás haya acrecentado ese proceso descrito por Carr. No solo ya en el plano cognitivo sino también en el de los valores y en nuestra manera de enjuiciar nuestra realidad y esa otra Realidad que nos rodea.

Reducir todo a un me gusta/no me gusta empobrece nuestra manera de objetivar el mundo y nuestra existencia. No todo puede medirse con esos dos tipos de emociones que funcionan, además, de manera rápida y confusa. Sigue leyendo

Un tema de actualidad: Bauman y las redes sociales

Twitter, y las Redes sociales en general, constituye el eje de reflexión del epígrafe Un tema de actualidad con el que se cierran los contenidos de la Unidad 1.

En este sentido, y para facilitar la reflexión personal de los alumnos/as, proponemos el visionado de una entrevista realizada, recientemente, a Zygmunt Bauman en el programa Salvados de La Sexta.  Sigue leyendo